Obtén 5€ en todas tus compras

conciliar el sueño

¿Te cuesta conciliar el sueño con los cambios de temperatura?

Conciliar el sueño en medio de los cambios de temperatura

Conciliar el sueño en medio de cambios de temperatura puede ser un desafío para muchas personas. Los cambios bruscos entre el calor del día y el fresco de la noche, o los cambios de estaciones, pueden alterar el reloj biológico del cuerpo, afectando negativamente la calidad del sueño. En los siguientes párrafos encontrarás información sobre la calidad del sueño y consejos a seguir para mejorar tu descanso. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo influyen el calor y el frío?

El cuerpo humano tiene un reloj biológico que regula el ciclo del sueño, y la temperatura juega un papel crucial en este proceso. Una disminución de la temperatura corporal interna es una señal para el cuerpo de que es hora de dormir. Sin embargo, cuando las temperaturas ambientales son cambiantes, este mecanismo natural puede verse alterado, dificultando el proceso de conciliación y mantenimiento del sueño.

El exceso de calor durante la noche puede provocar incomodidad y sudoración, interrumpiendo el ciclo de sueño profundo y reduciendo la calidad general del descanso. El calor extremo también puede prolongar la fase de sueño REM, lo cual es menos reparador que el sueño profundo (fase NREM).

Por otro lado, las temperaturas frías pueden causar un despertar frecuente y dificultar el quedarse dormido. Aunque algunas personas encuentran el frío más manejable que el calor, la incapacidad para mantenerse cálido durante la noche puede resultar en una noche de sueño fragmentada e insatisfactoria.

Product

Aceite CBD

Nuestro aceite CBD es una solución ideal para el alivio del dolor crónico, la inflamación en enfermedades inflamatorias intestinales o cutáneas, tratamiento de la ansiedad y depresión.

Ver más
Product

Aceite CBD y Melatonina

Nuestro aceite CBD y melatonina es un producto específicamente desarrollado para las personas que tienen dificultades para dormir.

Ver más

Aceite de CBD y Melatonina

La melatonina, conocida como la hormona del sueño, es producida naturalmente por el cuerpo en respuesta a la oscuridad, señalando que es hora de prepararse para dormir. Su suplementación puede ser efectiva en el ajuste del reloj biológico, especialmente útil para personas que experimentan trastornos del sueño relacionados con viajes o cambios en el horario de sueño. 

En diversos artículos del blog hemos hablado sobre los beneficios del CBD. A pesar de ello, te dejamos unos relacionados con el sueño: 

  • Relajando tus músculos y calmando tu sistema nervioso, encontrarás que tu sueño mejora notablemente.
  • Las cualidades calmantes del CBD pueden ayudar a que tus niveles de estrés disminuyan, facilitando la conciliación del sueño.
  • El CBD, con sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, puede brindar sensación de alivio de tus dolores, lo que puede contribuir a un descanso más reparador.
  • Hay estudios que indican que el cannabidiol puede influir en el sueño REM, un componente esencial de la fase de sueño profundo.

La combinación de aceite de CBD y melatonina puede ofrecer una solución sinérgica para mejorar la calidad del sueño. 

Aceite CBD Solución Natural
y Sin Efectos Secundarios

Consejos extra para mejorar tu sueño

  1. Regulación de la Temperatura del Dormitorio: Mantener el dormitorio a una temperatura óptima para el sueño, generalmente entre 18°C y 22°C, puede ayudar a fomentar un mejor descanso.
  2. Uso de Ropa de Cama Adecuada: Ajustar la ropa de cama según la estación puede ayudar a mitigar el impacto de las temperaturas externas. Utilizar tejidos transpirables en verano y mantas térmicas en invierno puede ofrecer confort.
  3. Ventilación Adecuada: Asegurar una ventilación adecuada en el dormitorio puede ayudar a regular la temperatura y mantener un ambiente de sueño confortable.
  4. Baños de Agua Tibia: Tomar un baño de agua tibia antes de acostarse puede ayudar a relajar el cuerpo y a facilitar una disminución natural de la temperatura corporal, lo que induce el sueño.
  5. Hidratación: Mantenerse adecuadamente hidratado, especialmente en climas cálidos, puede ayudar a regular la temperatura corporal y mejorar la calidad del sueño.
  6. Tecnología y Productos para el Sueño: La utilización de tecnología como colchones y almohadas con regulación de temperatura o el uso de ventiladores y aires acondicionados puede contribuir significativamente a crear un ambiente de sueño más cómodo.

La temperatura juega un papel crucial en la regulación del ciclo sueño-vigilia y, por tanto, en la calidad del descanso que obtenemos cada noche. Los cambios extremos de temperatura pueden representar un desafío para conciliar y mantener el sueño, pero con las estrategias adecuadas, es posible adaptarse y mejorar la calidad del descanso. Mantener un ambiente de sueño óptimo, ajustar la ropa de cama según la temporada, y aprovechar la tecnología disponible pueden ser claves para superar los desafíos que las variaciones de temperatura presentan para el sueño.

Volver al indice

Consulta con nuestros farmacéuticos. ¡Te llamamos!

No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *